Grupos de Asistencia: De los héroes invisibles que nos ha dado la calle – Eddward Rangel

“Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”

Desmond Tutu

Cómo podría imaginarse Manuel, un estudiante de Derecho de la Universidad Metropolitana, de apenas 20 años de edad, que estaría inmerso en un rol tan fundamental como el de guarda y apoyo a la libertad personal de muchos de los que manifestaban, de muchos de sus compañeros que sí salían a las calles, mientras él, en su casa, conectado al Twitter, siguiendo minuto a minuto el desenlace de aquella batalla campal llevada a cabo entre El Rosal y la Autopista Francisco Fajardo, esperaba una llamada de denuncia con una voz alterada que dijese: “quiero reportar un detenido, se lo llevó la GNB, su familia no sabe nada de él”.

Hace una semana leí un artículo del Profesor de la UCV y UCAB, José Ignacio Hernández, que describía cómo estudiar Derecho en Venezuela, en este momento histórico, era un acto de rebeldía civil, de valentía. En efecto, esto me hizo pensar en las responsabilidades que tenemos todos, como estudiantes, como abogados, como ciudadanos venezolanos, en la defensa de la constitución, la democracia y la libertad. Con esto, hoy más que nunca creo necesario compartir mi experiencia personal como partícipe de una forma diferente de las actividades de calle.

Y es que, al pensar en el Movimiento Estudiantil, en las acciones de ejercicio de los derechos civiles y políticos a las que acude la Sociedad Civil Organizada, debemos pensar no solo en aquella masa de ciudadanos que salen a las calles, que caminan con el sol imponente sobre ellos, y que soportan la más cruel, inconstitucional e ilegal represión por parte de los organismos de seguridad del Estado. No. Desde hace tiempo, con el desarrollo de las tecnologías de la información y el aumento de la censura que fomenta al reporte ciudadano en nuestro país, existen distintas formas de protestar pacíficamente, de ejercer el tan apreciado derecho al “pataleo” del venezolano, como miembro de este gran conglomerado social que somos y formamos Venezuela.

Como resultado, y desde 2014, muchos estudiantes de derecho, psicología, y carreras humanísticas afines de diferentes universidades a nivel nacional, acompañados por profesores valientes que son abogados en ejercicio, han tomado la tarea de desarrollar uno de los papeles más fundamentales de todos, y quizás el que menos se nota: la asistencia y acompañamiento legal a familiares en caso de detenciones arbitrarias. Sin necesidad de ser graduado, saber de derecho penal o tener inpre, nacen entonces grupos como Asistencia UCAB, Defensa UCV y ApoyoUNIMET, por mencionar solo algunos, que acompañados por el marco institucional de los Centros de Derechos Humanos de cada Casa de Estudios y la experiencia que pudieran aportar ONGs como PROVEA, Foro Penal Venezolano y CIVILIS DDHH, apoyaron y atendieron más de 500 casos de detenciones arbitrarias de estudiantes y manifestantes en general que ejercían sus derechos de manera pacífica; pudiendo incluso levantar informes sobre violaciones sistemáticas a los derechos humanos por parte del Estado Venezolano y, en conjunto con la Sociedad Civil Organizadapresentarlos al Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el Examen Periódico Universal (EPU) de Venezuela en el 2015.

Ahora, tres años después de haber sido creadas, la labor de estos grupos de asistencia sigue más activa y viva que nunca, respaldando el hecho que la participación ciudadana va desde acudir a la calle a manifestar de manera pacífica, o ser parte de un proceso de consulta popular en pro de la democracia, hasta contar con redes de apoyo de voluntarios que trabajan fuera de horario de oficina, en fines de semana y en constante monitoreo de lo que acontece, para responder de manera efectiva ante las denuncias de detenciones arbitrarias, en muchos casos recorriendo la ciudad de centro a centro de detención para ubicar, junto a familiares, a los detenidos; labor ésta que continúa con el acompañamiento, seguimiento del caso y la asistencia legal, cabe decir gratuita, de abogados que también son profesores y que están a la disposición para defender judicialmente a los ciudadanos que son detenidos por el simple y constitucional hecho de ser, estar y protestar.

Me permito entonces mencionar que sí, efectivamente, existen mecanismos de participación para todos. Sí, efectivamente, existe cabida en el apoyo desde cada uno de nuestros gremios y nuestras responsabilidades, para aportar ese grano de arena que nos devolverá, con acción en conjunta de los venezolanos en el exterior, el venezolano que se hace llamar de la resistencia, el venezolano de los sectores más populares, e incluso de aquel que piensa diferente, pero busca un mejor porvenir, la libertad y democracia de la Venezuela que tanto queremos, y no la que tenemos.

Demás está decir que nuestras labores, desde los grupos universitarios e institucionales de asistencia legal, no pararán, hasta ver libre al último estudiante detenido injusta y arbitrariamente, hasta no ver de vuelta el estado de derecho, la institucionalidad, la tutela judicial efectiva y la democracia en nuestro país. Función esta, claro está, que lograremos todos los venezolanos, desde nuestra propia palestra y lucha personal.e

Ante cualquier denuncia de detención arbitraria o abuso policial, comunicarse con:

  • Asistencia UCAB: @asistenciaucab en Twitter. Correo: centraldeasistenciaucab@gmail.com. Teléfono: 0412.116.2336.
  • Defensa UCV: @defensaucv17 en Twitter. Correo: defensaucv@gmail.com. Teléfono: 0424.800.6004.
  • ApoyoUNIMET: @apoyounimet en Instagram y Twitter. Correo: unimet@gmail.com. Teléfono: 0412.932.5945.
  • Foro Penal: @porhumanidad en Twitter. Teléfonos: 0412.556.8211/8212 y 0412.269.4287.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *