Millennials y la Política: Una Introducción – Juliete Da Costa

Millennials, es el término con el cual se conoce comúnmente a la generación conformada por aquellos individuos nacidos a partir de 1980; sin embargo, no se ha llegado a un consenso para determinar hasta qué año abarca esta generación, siendo usualmente aceptado decir que la misma se extiende hasta finales de los 90s e inicio del 00s. Siendo esta la generación que representa actualmente la mayor proporción de población a nivel mundial. Al ser el mayor grupo de individuos; es decir, el mayor grupo de consumidores, usuarios y trabajadores, es fácil entender la necesidad que se tiene de determinar sus patrones de conducta y sus efectos en el área política, económica y social, para poder adaptar la forma de hacer política, publicidad y captar clientes y trabajadores.

Ser nativos digitales es la característica predominante entre este grupo de individuos. Los computadores y el internet estuvieron presentes desde temprana edad, por lo que influenciaron su infancia y adolescencia, por ende, la forma en cómo se relacionan y aprenden. Gracias al uso de la tecnología esta generación se conectó más allá de las fronteras con sus pares de otras naciones, dando como resultado la primera generación con grandes rasgos comunes a nivel mundial. Además, esta herramienta cambió la manera de experimentar la vida, en cuanto a la forma de ver televisión, hacer amigos y adquirir conocimientos, haciendo estos procesos más simples e inmediatos. No obstante, el uso de esta herramienta tiene sus desventajas, creando una dependencia del adulto joven y joven hacia ella, volviéndolos más sedentarios y aislados de su entorno físico. Es a partir de esta característica que surge la necesidad de muchas empresas de replantearse su forma de comercializar, utilizando con mayor ahínco las redes sociales para generar contenido digerible y atractivo para los Millennials. Sin embargo, la conducta de esta generación no solo afecta a los mercados.

¿Cuál es su comportamiento respecto a los problemas sociales y políticos a los que se enfrentan a diario?

Los Millennials han sido acusados de egoístas y desinteresados con las causas comunes y la política. Perseguir su satisfacción personal les ha otorgado una reputación de apáticos hacia lo que los rodean, tanto personas como entorno. Sin embargo, estas acusaciones son generalizaciones sin bases sólidas. El no relacionarse y mostrar interés de las formas tradicionales no significa que los Millennials sean apáticos, por el contrario son una generación muy activa en los temas que les interesa, solo que manifiestan dicho interés de formas diversas y no convencionales. Su adolescencia coincidió con el 11 de septiembre –ataque terrorista en Estados Unidos iniciando la “época del terror”-, mientras que su paso hacia la adultez con La Gran Recesión del 2008 –crisis económicas iniciada en Estados Unidos pero con repercusiones en diferentes escalas a nivel mundial-; sucesos que los llevaron a desconfiar de la capacidad de sus gobernantes y de la forma tradicional de hacer política.

Como lo explicamos anteriormente, esta generación creció con el proceso de globalización, dándoles las herramientas necesarias para saber y entender la realidad de otras latitudes. Crecieron con los cambios que llevaron a la legalización del matrimonio igualitario, la elección del primer presidente afroamericano en Estados Unidos y la inclusión activa de la mujer en todas las esferas sociales. Si bien muchos de estos procesos no hayan ocurrido en sus respectivos países le siguieron el rastro vía internet. Esto significa que los Millennials son más abiertos a la diversidad racial, étnica, religiosa y sexual. Para ellos, la inclusión y la tolerancia son valores esenciales innegociables de la vida en sociedad. Caracteristicas que valen la pena resaltar de los Millennials son su alto nivel de educación –siendo la primera generación hasta el presente con un alto índice de asistencia a universidades-, su positivismo, el deseo de ser líderes y agentes de cambio, desde sus trabajos hasta sus comunidades, lo cual en poco tiempo ha traído como consecuencia un impacto ambiental positivo, al incentivar a las compañías a ser más conscientes de las repercusiones de sus actividades en el medio ambiente. Los Millennials creen activamente en el voluntariado, he aquí el porqué del éxito y la creación de muchas organizaciones sin fines de lucro. Un ejemplo de esto es Techo, organización creada en 1997 por un grupo de jóvenes con el propósito de construir viviendas para los menos favorecidos. Actualmente y gracias a la participación activa de los Millennials, ya sea como voluntarios o coordinadores, esta organización desarrolla sus actividades en 19 países de Latinoamérica y el Caribe.

Asimismo, esta generación utiliza las redes sociales para concientizar y demostrar su apoyo a las causas que consideran justas, como por ejemplo el apoyo internacional al movimiento juvenil mexicano en el 2012 YoSoy132 y las manifestaciones a favor de la comunidad LGBTI. Otra forma de manifestación por redes sociales la observamos con el uso de hashtags  para demostrar su solidaridad y preocupación con los recientes ataques terroristas, en donde el empleo de los mismos trasciende su finalidad como forma de expresión a utilizarse como una herramienta para informar sobre situaciones irregulares, prevenir más decesos y conseguir ayuda para quienes la necesiten. Los Millennials usan las redes sociales no solo para interactuar con sus pares, dar su opinión sobre asuntos de interés o como forma para pasar el tiempo libre, sino también como canal para generar y compartir contenido de relevancia social y política, al menos para ellos.

En Venezuela, la participación de esta generación ha sido de gran relevancia en lo social y político, comenzando principalmente en el 2007 con el Movimiento Estudiantil Manos Blancas, una coalición de estudiantes de las principales universidades del país, públicas y privadas. Este movimiento juvenil comenzó como protesta contra las acciones del Presidente Chávez, inicialmente por el cierre de la cadena televisiva Radio Caracas Televisión (RCTV), ampliando sus protestas a actividad contra del referéndum constitucional de 2007. La derrota de la propuesta del gobierno fue atribuida en mayor medida a las manifestaciones y acciones de este grupo de jóvenes. Hoy día, miembros de este movimiento son figuras relevantes en la oposición. Miguel Pizarro, antiguo dirigente estudiantil por la UCV, ostenta el cargo de diputado de la Asamblea Nacional y David Smolansky, por la UCAB, actualmente es alcalde del municipio El Hatillo. Estos Millennials llevan su liderazgo y creencias combinados con las características de su generación, lo cual les ha permitido captar la simpatía de jóvenes y adultos, hasta el punto de lograr su participación en actividades de interés social, como aumentar el número de personas inscritas en el Registro Nacional Electoral, la participación en elecciones y debates políticos.

Recientemente encontramos iniciativas que promueven el liderazgo y la participación juvenil, impulsadas inicialmente por miembros influyentes de la comunidad y luego delegada su continuidad a los jóvenes miembros de las mismas, para que por medio de las generaciones de relevo estas instituciones se nutran, para así lograr una mejora desde la visión de sus integrantes. Ejemplos de estas organizaciones son Voto Joven, fundada en el 2009 con el objetivo de fortalecer la democracia a través del impulso de la cultura electoral; y la Fundación Futuro Presente, la cual lleva 8 años formando a jóvenes venezolanos en liderazgo político, social, económico y ambiental. Por otro lado, los Millennials a favor del régimen chavista se conglomeran principalmente en Juventud PSUV, plataforma que les sirve para realizar actividades en conmemoración al presidente Chávez y voluntariado social, especialmente ambiental. Si bien ambos grupos parten de ideologías distintas comparten características importantes propias de su generación; uso de las redes sociales para comunicar sus opiniones y defender su ideología, son activistas y voluntarios siempre y cuando se sientan identificados con la causa.

Además, en la última década la lucha por recuperar las libertades básicas coartadas durante el régimen chavista ha recaído en los Millennials venezolanos, no solo por ser el principal sector afectado por las mismas sino por la falta de motivación, cohesión y decisión de los demás sectores que integran la sociedad venezolana. Sin embargo, la situación país ha provocado un éxodo de su juventud y la desmotivación de una parte importante de los que aún permanecen en el territorio nacional. A esta realidad se agrega una Generación Z[1] que está creciendo en un país donde situaciones que en otra época eran consideradas como atípicas ahora son parte de la rutina diaria para la mayoría de la población venezolana.

___________________________________

[1] Generación conformada por el grupo de individuos nacidos después de los Millennials, es decir, entre 1994-2010; la cual se espera sea de mayor proporción poblacional que sus pares anteriores

 

Si bien el futuro es incierto entre tanto los Millennials mantengan sus características -optimismo, ganas de cambiar su entorno para bien, críticos- y a estos se les una parte de la Generación Z –más realistas, centrados, voluntarios y emprendedores-, a nivel internacional podemos asegurar que todas las esferas de la sociedad se tendrán que reinventar constantemente para poder responder a las necesidades, expectativas y demandas de ambas generaciones. Mientras, a nivel nacional, estas generaciones ganarán relevancia y se tornarán en factores determinantes, específicamente en la política, siempre y cuando se sigan fortaleciendo las organizaciones que buscan educar a los jóvenes, se creen espacios de debate, se incentive la diversidad y se promocione la cultura.

Juliete Da Costa

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *